Previous
Next

BODA EN CASA SANTONJA, DENIA

Tim & Nathalie

Esta es una de esas bodas que recordamos especialmente. Tim y Nathalie se casaron en Casa Santonja el pasado verano. Fue la primera boda del año y el pistoletazo de salida de una temporada preciosa.

Ambas familias son procedentes de Reino Unido, sin embargo, los abuelos de Tim decidieron mudarse a Denia muchos años atrás. 

LA BODA EN UNA FINCA DE DENIA

El recuerdo de los veranos de Timonthy cuando él era niño y la posibilidad de que sus abuelos pudieran estar en la boda, fueron motivos más que suficientes para celebrar su boda de destino en Casa Santonja, una preciosa finca situada en Beniarbeig, Denia.

Todos los invitados llegaron un par de días antes a Denia. Allí se instalaron y disfrutaron de unos días de sol, playa y, como no, la fantástica gastronomía de la costa de Alicante.

EL DÍA DE LA BODA Y LA CEREMONIA

Tim, su familia y sus «best men» se cambiaron en la casa de los abuelos de éste.

Compartimos momentos divertidos con ellos. Cuando hay tanta gente en una casa, camisas y corbatas colgadas por sitios inimaginables, el mismo traje para 4 personas distintas y la predisposición a pasárselo bien, todo sale perfecto.

A Nath y a sus amigas las peinaron y maquillaron en Casa Santonja. El espacio que tiene una finca como ésta facilita mucho el poder realizar todo en el mismo sitio. Tanto maquillaje como peluquería fueron realizados por amigos de los novios invitados a la boda, por supuesto.

La ceremonia religiosa la celebraron en el templete de casa Santonja, un monumento circular rodeado por naturaleza. Una ceremonia muy íntima

EL REPORTAJE Y LA CENA EN LOS JARDINES DE CASA SANTONJA

Acabada la ceremonia, mientras los invitados iban pasando hacia el cocktail, nos llevamos a Nath y Tim a pasear por los jardines de Casa Santonja, donde les hicimos sus fotos de reportaje.

La cena fue en el exterior, eso sí, Timothy y Nath querían comer el postre con los últimos rayos de sol. Ya sabemos lo bonito que es ese momento cuando se acerca el buen tiempo y ellos lo sabían también. Por ese motivo quisieron cenar lo más pronto posible.

Otro de los motivos de la cena de día era que, una vez se hiciera de noche, se iluminaría todo, se encenderían velas y marcarían el pistoletazo de salida al baile y la fiesta.
Esperamos que disfrutéis de esta boda tanto o más de lo que lo hicimos nosotros.

[Total: 0   Promedio: 0/5]